miércoles, 13 de septiembre de 2017

PEDALADAS II 2017.


La vuelta al cole. Llegamos a la orilla del nuevo curso. De nuevo, buenos propósitos, novedosos o no. Con la sal todavía en nuestra piel y el sol en nuestra frente, cuesta volver a la existencia gris y rutinaria, a las obligaciones, a la cotidianeidad. Cuesta volver a encerrarse entre cuatro paredes después de haber caminado libre por los usos horarios.
Se acabo comer cuando tienes hambre, ni dormir cuando tienes sueño, ahora hay un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo. Volvemos a los límites, a los corsés y a nuestras responsabilidades. Dejaremos, si acaso, una pequeña gatera, para olvidarnos, como válvula de escape, de todas estas cortapisas, de todas las castraciones.
Levantaremos de nuevo el dedo, para ver la dirección que tomarán nuestras vidas, nuestros proyectos, para orientarnos en dicha dirección. Marcaremos la derrota a seguir, en las cartas de navegación de nuestro día a día.
Agarraremos de nuevo con firmeza el timón de nuestros deseos y los pondremos bajo el rumbo de los deberes. Y así, entre olas y viento, entre mareas y tempestades, buscaremos llegar al final del nuevo viaje, un poco más viejos, un poco más cerca, un poco más lejos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario