viernes, 22 de enero de 2016

Mis últimos libros.


No ha sido un año muy lector. Tengo atascados algunos libros "tocho", que voy alternando con otras lecturas más ligeras, pero que no abandono. Aún así en estos últimos meses, desde el verano a final de año, he podido leer éstos:

 
"Blitz" (David Trueba). Libro ligero, pequeñito, con la historia de un joven arquitecto. Historia de desamor, de encuentros inesperados y con un final sorprendente y con muchos puntos suspensivos, al menos para mi. Muy fácil de leer, entretenida.
 
 
 
"Los cuerpos extraños" de Lorenzo Silva. Ultima entrega del ya brigada Bevilaqua. En esta ocasión un asunto de corrupción política y económica que acaba como no podía ser de otra manera, estando este afilado investigador de por medio; en un asesinato. Como toda la serie, genial.
 
 
"Música para feos", también de Lorenzo Silva. Novela con una historia interesante, muy fácil de leer, pero demasiado predecible, sobre todo el final, hasta algo inconsistente. Para pasar el rato, poco más.
 
"La música del azar", de Paul Auster. Sorprendente novela, con giros narrativos de 180 grados. Impredecible, con un regusto caustico, no la puedes soltar, tremenda.
 
"El palacio de la luna", P. Auster. Gran novela, bien tejida desde el principio, interconexiones de personajes de los que vas tirando del hilo para llegar a conclusiones sorprendentes en algún caso y previsibles en otros. Muy bien contada, muy bien creado ese ambiente en ocasiones opresivo y desesperanzado. Muy buena. 
 
"La cena", Herman Koch. ¿Dónde queda el límite de lo moralmente correcto y lo que no?¿Qué es proteger y qué es ocultar?¿Donde está la frontera entre lo malo y lo bueno? Una historia muy profunda, con un desarrollo extraordinario. Dura, descarnada, en ocasiones triste, pero una gran historia. 
 
 
"La habitación de invitados", Helen Garner. La soledad, la vejez, la culpa, la enfermedad. Ingredientes que no hacen presagiar la ternura y humanidad que destila este libro. La parte de la vida que no vemos, o no nos gusta ver, con toda con una  total delicadeza.
 


"La chica de los planetas", Holdem Centeno. Novela ligera, música, desamor, amor, juventud, Madrid. En ocasiones me parece el protagonista/autor un auténtico calzonazos, pero es bonito lo que lees. Te retrotrae a un Madrid juvenil, a los primeros amores y desengaños. Podéis conocer más del autor y de la secuela de esta novela en: ESTE ENLACE.

 
Y estoy terminando "El olvido que seremos", de Héctor Abad Faciolince. Novela autobiográfica, en una Colombia convulsa por las ideas radicales de uno y otro lado. Un niño embelesado por un padre jacobino, de mente liberal, que contrasta con la otra realidad que vive con su familia. Muy interesante, muy bien escrito. Deseando seguir leyéndolo, este fin de semana lo termino sin falta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario