viernes, 8 de febrero de 2013

Demasiado corta...



Con el tiempo, las canas le dan a uno cierta perspectiva, cierto criterio.
Esta visión, desde la experiencia que dan los años, hace que llegues a ciertas conclusiones.
Conclusiones que pones en valor e intentas aplicar en lo que resta de tu existencia, esperando que de esta manera, la eterna búsqueda de la felicidad y de la realización, esté más cerca o al menos resulte algo menos traumática y/o complicada.
Estas son mis conclusiones, quizás ustedes tengan otras, pero guárdenselas, que éste es mi blog:

* La vida es demasiado corta para beber cerveza de marca blanca.
* Si quieres ver el verdadero rostro de las personas, dales poder.
* La memoria es una incómoda compañera de viaje, aunque a veces nos libra de cometer las mismas equivocaciones.
* A algunos se les llena la boca de moral y honradez y sin embargo sus actos van por otros derroteros.
* El tiempo que empleas en lamentarte de tus decisiones, es tiempo perdido, soluciónalo si es posible, olvídalo si no es así y no te quejes, toma otra.
* Siempre se piensa que el sol brilla más en la finca de al lado y por lo general el sol brilla igual para todos.
* Es cierto que al final te arrepientes de lo que no has hecho, no de lo contrario.
* No seamos cretinos, hay libros que realmente no merecen el tiempo que dedicamos en leerlos, sepamos dejarlos a tiempo, si no, tiempo perdido.

Y bueno, hay tantas conclusiones, que también llego a la conclusión que la dosificación en una buena política, aunque últimamente también podríamos decir que no hay política buena...


No hay comentarios:

Publicar un comentario