lunes, 26 de marzo de 2012

De regalos.



- En la mayoría de ocasiones, el mayor regalo es aquel que no cuesta dinero. Esos, los que no cuestan dinero, son los que más valor tienen. La semana pasada fui testigo de uno de esos presentes y son los que te llenan. Alguna vez he tenido la suerte de recibir alguno de éstos y la verdad, se hacen inolvidables, y lo mejor, ese momento nunca desaparece, lo llevas contigo, prendido del corazón.


- Vivir esperando continuamente el fin de semana, no es vivir, es dejar pasarlos días, nuestra vida ha de estar llena también los lunes, y los martes y los miércoles, no somos seres de fin de semana. Vive plenamente, todos y cada uno de los días, sean éstos los que sean.


- Hay gente, que si no está en el candelero no se ubica, no puede estar relegado, son los que desean como decía el antiguo refrán: ser el niño en el bautizo y el muerto en el entierro. Entienden su existencia como una grán escenario, desde el que despliegan sus plumas de pavo real, sin importarles si realmente tienen algo que decir. Si no hacen, hablan de cuando hacían, la cuestión es que estén en la pomada. Ellos sabrán, pero no hay nada más patético que reclamar atención, cuando nadie mira, y ni tan siquiera les importa.


Que tengáis un buen comienzo de semana, es mi regalo, para hoy...

No hay comentarios:

Publicar un comentario