sábado, 1 de mayo de 2010

Propósitos del viaje.




Amar sin desconfianza
los cambios que me traiga la quietud
así como la paz del que se mueve
y se transforma en tránsito. Partir
inaugural, no ingenuo.

Despedirnos aunque ahora no me vaya.
Celebrar que uno ignora su destino.
Tomar un día libre
entre tanto trabajo de la muerte.


Andrés Newman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario