sábado, 15 de mayo de 2010

Problemas, prioridades y cintas de vídeo.

Recientemente se ha publicado una encuesta a la ciudadanía, en la cual se mostraban y ordenaban por orden de preocupación, los problemas que angustiaban a la gente de a pie.
En otras ocasiones se repartían los primeros puestos el terrorismo, el paro y la inmigración, en función de los hechos más recientes acaecidos.
En esta última, resulta que entra una nueva preocupación, un nuevo problema, los políticos.
Además a una gran distancia de las siguientes inquietudes.
La gente está asqueada, aspeada, ve a los políticos como un problema y lo son.
Debería de hacerles pensar algo, deberían replantearse sus discursos, sus actuaciones. Pero mucho me temo que no tiene capacidad intelectual, ni moral para hacer propósito de enmienda, ni dolor de los pecados, más bien aquello de mariquita el último, y a ver quién se salva.
Es paradójico, por no descalificar más, que los que al principio de esta crisis se daban golpes en el pecho diciendo que era el tiempo de los políticos, ahora se encuentren con el culo al aire y siendo el problema en lugar de la solución.
Los del pueblo, ¿aprenderemos de esta situación?¿Seremos capaces de hacer pagar esa mediocridad y sinvergüenzonería a estos personajes?...o en un tiempo todo volverá a sus antiguos derroteros.
¿Se seguirán llenando la boca (ellos, los políticos), de que encarnan la voluntad popular, mientras nos miran por encima del hombro?
Se ha creado una oligarquía absurda, mal preparada y mal motivada (la pasta manda).
De servidores públicos han pasado a estamento prioritario, beneficiado por encima del resto de los mortales.
Antes de la encuesta donde se señala al político como el problema, ya hice una entrada con el "yo acuso", me reitero.
Lo de Zapatero, ya es caso a parte.
Habría que sacar sus intervenciones, ver los vídeos de sus declaraciones, de sus conclusiones, para que nos demos cuenta de que llevamos una cuantos años a la deriva, a merced de llamadas internacionales y fuerzas pseudo populares, de brindis al sol y paridas varias.
Ya he escuchado a alguien por ahí, después de dos años de crisis y de crueles reajustes, que la verdadera crisis empieza ahora.
Pues no quiero ni pensarla situación dentro de un año.
¿Cartillas de racionamiento?¿Estraperlo?...eso sí sería recuperar la memoria histórica.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario