jueves, 7 de enero de 2010

Desatinos.

Hay que ver al nivel de desvergüenza que pueden llegar algunos.
Cómo se puede negar algo que es evidente.
Cuando alguien miente como norma, el horizonte de la verdad lo tiene tan lejos, que renuncia por siempre a él.
Han abierto la veda al español, por los pingües beneficios que reportan y ahora lo arreglarán como nos tienen acotumbrados, con una campaña de comunicación, donde todo parecido con la realidad es mera coincidencia.
Ahora se despacha a gusto, "no pagamos rescates", dice el desatinado.
A veces uno está más guapo callado, aunque sólo sea por respeto.
Por cierto, la amenaza islámica hubo un tiempo en que sólo era porque estábamos en Irak, la alianza de civilizaciones, invento de ZP, nos iba a hacer amigos de todo el mundo. ¿Cuándo cambiaron las cosas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario