lunes, 10 de agosto de 2009

Cangrejos




El río, el mar, por lo general cualquier masa de agua ejerce una tremenda fascinación a los infantes.


Los niños pueden pasar horas y horas en la playa, jugando con las olas, en el río tirando piedras, haciendo diques... pero si además añadimos una nueva variable, la diversión no tiene fin.


Estas vacaciones han descubierto la pesca del cangrejo y están deseando ir al río a pescar cangrejos.


Preparan imaginativos útiles de pesca, con arcos reciclados, cuerdas de tender, con la idea de agarrar a los cangrejos que pululan por las aguas del Ega a su paso por Estella.


A todo esto hay que añadir, que el culmen de todo esto, lo provoque yo, cuando les saqué un par de cangrejos con la mano y pudieron aprender a cogerlos por detrás de la pinzas, para evitar que les pellizquen.


Ayer, antes de ir a las "barracas" (como llaman por aquí a las atracciones de feria), llevamos unos caza-mariposas, que se descubrieron como extraordiarios atrapa-cangrejos. En apenas 10 minutos, creo que dejamos el río sin habitantes crustáceos, que hacían carreras, perseguidos por toda la chiquillería a la orilla del río.


Le dieron sentido a la manida frase: "vas para atrás como los cangrejos", y llamaba la atención cuando alguno llevaba otra dirección.


Así que ahora, está claro que una de las visitas obligadas y casi diarias es al río a coger cangrejos.


Eso sí, una vez sacados del líquido elemento y manoseados por la manitas infantiles, vuelven al agua, con mayor o menor delicadeza.


Habría que preguntar a los cangrejos que opinan de todo esto.


Igual, en otro espacio vitual, hay un papa cangrejo que se queja por que sus crías están deseando ir al río, a jugar con los niños humanos que les sacan del agua.

2 comentarios:

  1. El agua, la caza, la arena y las piedras, sale lo más primitivo de los niños, que disfrutan como enanos, y de los padres que los usamos como excusa para volver a viejas costumbres.

    ResponderEliminar
  2. Jaja, efectivamente, los padres también disfrutamos lo nuestro.

    ResponderEliminar