martes, 10 de marzo de 2009

Crisis...de vergüenza.


Pues sí, instalados de pleno en la crisis.

Algún lider iluminado se atrevió a jugar a adivino y dijo que en marzo el tema se arreglaría.

Supongo que lo hacía, pensando que en marzo nadie nos acordaríamos, pero...tachán... yo me acuerdo. Ya se sabe aquello de Zapatero a tus zapatos...nunca más a cuento, el aforismo popular.

Hoy ya se dice que hasta finales de 2010 olvidarse de salir de la crisis, pues sí que acertaron.

Y sí, la cosa está malita, seguimos en caída libre, hay crisis, pero creo que además de falta de liquidez, de dinero circulante, la carencia mayor es la de vergüenza.

Parece que muchas personas las hayan perdido, conforme bajaba el índice Dow-Jones, bajaba la vergüenza de la gente.

Podríamos decir, sin entrar en otros campos, que algunos estaban esperando la más mínima contrarieda para sacar el sinvergüenza que llevan dentro, han dejado a la mínima oportunidad de pagar sus facturas, otros han desaparecido, otros están, pero ilocalizables.

Habrá que esperar a la entrada de una nueva amiga, la morosidad.

─¡Que va!─dice ella─Si ya llevo un tiempo, lo que pasa es que ahora cualquiera se me agarra del brazo.

En estos días el cobrador del Frac puede verse desbordado. ¿Le pagarán a él las gestiones de recobro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario