martes, 7 de febrero de 2012

Zancadas VII



- La escritura, antes que nada es un ejercicio de reflexión, por eso a veces viene de maravilla pararse a escribir las cosas, de esa manera lo vemos todo con más claridad, incluso parece que vayan tomando forma.


- Ningún año como éste, y eso que no acaba en nueve. Se espera sea un año "horribilis", la travesía del desierto, en todos los sentidos. Lo único que podemos hacer es prepararnos mentalmente, cargar nuestras reservas de agua y prepararnos a sufrir. Así, sin paliativos, sufrir.


- De mezquinos sólo se pueden esperar mezquindades, a veces con las personas nos pasa eso de pedir peras al olmo, pero con algunos, pues eso, que nada se puede esperar.


- Decidir sobre los demás es duro, cuando además las decisiones son duras y desagradables, mucho más. En mitad de la tormenta cada cual decide su destino, pero la tormenta llega de improviso, sin avisar.


- El olvido no es más que un placebo, poco más que agua del grifo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario