lunes, 11 de julio de 2011

Pedaleos III

* Una vez al año, siento en mis carnes la sensación del destierro, cuando veo algo que me era muy propio como si me fuera ajeno, como un expectador. No puedo dejar de sentirme un poco desterrado, como si el volver a mis raices lo tuviera vetado.


* La vida es una larga cuesta, en la que pedaleamos incansablemente, vamos llegando a metas volantes, premios especiales... esperando de vez en cuando una bajada del grado de inclinación, para relajar las piernas. Algunos sólo miran la rueda delantera, sin levantar la cabeza, es una pena, se pierden el paisaje, que al final es lo que queda en el trayecto.


* Siguiendo con las cuestas, recuerdo la máxima para acometerlas, comiénzalas como un anciano, para terminarlas como un joven. Baltasar Gracian tenía una sentencia similar: "Hay que comenzar lo fácil como si fuera difícil y lo difícil como si fuera fácil".


* No hay mayor justicia de actuación que el dicho: "Amor con amor se paga" y viceversa, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario