martes, 20 de junio de 2017

Mis lecturas previas al verano de 2017


 "Orbita", de Miguel Serrano Larraz. Libro de relatos de quién ha sido durante este año, profesor de algunas de las clases de un taller de literatura al que asistía, un día por semana. Me ha parecido un buen profesor y tenía mucha curiosidad por leer cosas de él. Empecé con este libro de relatos cortos. Me ha sorprendido gratamente, hay un cierto batiburrillo de estilos, algunos (estoy pensando en uno en concreto, en el que aparece un cuadro), con finales tan postmodernos, que no es que queden inconclusos, sino que directamente se va por los cerros de Úbeda. Hay un par que son realmente brillantes, entre ellos el que cierra el libro, me dejó sin habla. Lectura recomendable, ligera y variada.
 
 
"Canción dulce", de Leila Slimans. Comienzas el libro y en las primeras líneas recibes un directo al mentón que te deja casi sin sentido, entre mareado y sorprendido continúas su lectura, hasta la última página.
Este libro, fue una recomendación de mis libreros de cabecera (los de la librería París, que tantos años llevan asesorándome), me advirtieron que no leyera nada de la contraportada del libro para no "contaminarme", que me introdujera de golpe en la novela. Y así hice: un chapuzón, un salto sin pensarlo y efectivamente, me cortó la respiración de la impresión. Me dijeron que no podría dejarlo. Todas las recomendaciones dieron en el clavo. Lectura de esas que te enganchan, te sacuden y a al vez describen una realidad muy cercana. Yo, os lo recomiendo igualmente.
 
 
"Autopsia", de Miguel Serrano Larraz. Este libro era una auténtica incógnita. Había leído previamente varias críticas y pasabas de un extremo a otro. De críticas ácidas y muy cañeras (recuerdo una que rezaba: "No todos podemos ser Paco Umbral", y se despachaba a gusto), a otras donde ensalzaban la frescura, el estilo, la proyección de su autor. Así que era necesario sacar mis propias conclusiones, teniendo en cuenta, que Miguel, era unos de mis profesores del taller de literatura. Él mismo no parecía demasiado satisfecho con su libro, lo consideraba un cierto fracaso.
Una vez leído, la verdad es que a mi me ha gustado. He reconocido perfectamente esa Zaragoza de la que se habla y me han parecido interesantes los personajes que aparecen. También la fina línea entre la realidad y la literatura. Me ha entretenido. Incluso podría decir que es un compendio de relatos, de pequeñas historias que se van sucediendo y entrelazando, con saltos en el tiempo. Lo dicho, lectura más que entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario