lunes, 15 de mayo de 2017

Lecturas de primavera 2017.



 
"El silencio habla de ti",  de Holden Centeno. Me ha gustado mucho menos que "La chica de los planetas". Me ha parecido una lectura un poco sosa, me esperaba más la verdad, aunque tiene algún pasaje interesante. Han dicho de este libro: "...una generación que lo tiene todo para ser feliz y no sabe cómo...". "...Una historia de amor donde dice más el silencio que lo que se dice...".
 
 
"Aunque caminen por el valle de la muerte", de Álvaro Colomer. Me ha sorprendido muy gratamente. Empecé a leerlo con cierto prejuicio, había leído alguna crítica que decía que ponía a parir al ejército español y que no era preciso con el relato de los hechos. Pues para nada, describe la situación de manera correcta y su narrativa es extraordinaria y ágil. Las circunstancias que se vivieron allí fueron complejas y la gente que participó en esa misión lo sabe, como siempre los políticos no estaban al nivel de los que estaban desplegados sobre el terreno y de ahí vinieron los encontronazos. Unos iban a la guerra y otros como el ejercito español a una misión de paz, con gobierno en funciones y atenazado por la opinión pública y cogiéndosela con papel de fumar. Sí es cierto que el escritor emite algún juicio en algún personaje que se lo podría haber ahorrado, también es cierto que los construye perfectamente y el resultado final me ha encantado. Muy recomendable.
 
 
Otra visión del mismo hecho la tenemos con Lorenzo Silva y el sargento primero  Luis Miguel Francisco con el libro: "Y al final la guerra".  En este caso es un ensayo y su lectura es algo más tediosa que el libro de Colomer pero igualmente muy recomendable.
 
 
"De que hablo cuando hablo de escribir",  Haruki Murakami. Un libro fácil de leer, en la línea de otro que escribió titulado "De que hablo cuando hablo de correr". en este último hablaba de correr e intercalaba el tema con escribir, en el primero, habla de escribir y lo intercala con correr. Bueno, lectura suave, ligera y que resulta interesante si tienes el prurito de la escritura. Sin más pretensiones.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario