sábado, 1 de agosto de 2015

Manual de ayuda rápida.


Leyendo por el ciberespacio, en el blog de Nada importa, me encuentro con una respuesta de un tal Adrian, no podía menos que traerla por aquí:

"Bueno, esto funciona tal que así:
1) Conoces a una jaca que te quita el aliento, y tu te ahogas, pero te encanta.
2) La jaca se va tal como llegó, sin avisar, como una estrella fugaz, hermosa pero, eso, fugaz.
3) Miras al cielo buscando esa luz, pero todo lo que ves son estrellas comunes, las mismas de siempre
4) El desconsuelo te consume.
Bien, hasta aquí es más o menos lo que el 80% de los lectores de este blog hemos sufrido en algún o algunos momentos de nuestras vidas con el “¿y ahora qué?” en los labios.
Te voy a decir el “Ahora qué” que funciona, el que te ahorra más humillaciones, el que te quita todo el dolor:
1) Guarda muy cerquita esa rabia, mantenla viva, es tu combustible, porque a partir de hoy amigo mío, la rabia es tu corazón.
2) transforma tu ser en la mejor versión de ti mismo, evoluciona, conviértete en otro, en tu mejor yo (ya sabes, gimnasio, clases de piano, inglés y salsa)
3) En un año no puede quedar nada en tu armario que tengas ahora. no, ni los calcetines. Hazte un presupuesto mensual y ve renovando tu nueva piel poco a poco.
4) Sal, sal y diviértete, sal y emborráchate, sal y conoce, sal y despierta en camas ajenas, cuantas más mejor.
Con el tiempo (hablo a más de 2 años vista, antes no) serás tú un súper tú, y habrás conocido a tantas mujeres distintas que cuando vuelva nuestra estimada y ponzoñosa Femme Fatale Paisa (porque te buscará y te la volverás a encontrar créeme), la verás mirando hacia abajo esta vez, y esta vez te la cepillarás tú a ella (y no al revés, como ahora, ¿me equivoco?, casi sin querer, y casi sin querer, verás que nunca fue para tanto, es más, verás que no le llega ni a la suela de los zapatos a Laura, esta última chica que conociste el otro día en yoga, con sus emociones en paz, su sonrisa en los labios y sus ojos en tu pecho.
De nada chico, de nada."

No hay comentarios:

Publicar un comentario