martes, 12 de mayo de 2015

Zancadas 2015 (V).


Finalizada el domingo la media Maratón, como decía la publicidad, me la hice entera. Le tenía mucho respeto y hasta algo de canguelo, pero finalmente la acabé bien. Me probé en la primera parte, los primeros 12 Km, y cuando vi que mis piernas me sostendrían, intenté recuperar algo de tiempo con respecto a la primera vuelta, al final en mi GPS 1:58:25, menos de dos horas y mejor que la primera que hice, así que el resultado bueno. La acabé además bastante entero, aunque luego por la tarde la siesta se prolongó hasta la noche y más allá. Puede decirse que en esta media he vivido de rentas y bastante bien me ha ido. No puedo volver a llegar tan corto de kilómetros y tan justo de forma.
Ya en nada la 10 K, no creo que haga la marca del año pasado 47', pero desde luego intentaré acercarme.
La media maratón la llevaba mal preparada, en todo el mes de abril y los días previos a la prueba no salí a correr mas que seis días, y siendo la distancia mayor de 10 km, el resto de 8 y 6 km, una pena, así que iba muy justito de kilómetros y preparación. No me tiene que volver a pasar, de cara a las próximas pruebas 10 K y Quebrada del Cuervo, más caña y más preparación. Y a buscar nuevos retos, que esto de correr, a pesar de ir justito se disfruta mucho. El ambiente de la media maratón, tanto entre corredores, como con el público alucinante. A veces hasta se convierte en lugar de encuentro con amigos. La grandeza de correr.
Ayer terminé un curso de escritura que ha durado este último mes. Responsable de que me haya prodigado en algunas entradas más en mi blog y me haya animado a escribir algún que otro relato, mañana a primera hora publico uno. Muy buenas sensaciones, con ganas de más, pero habrá que buscarle un hueco y será para más adelante, de cara al verano imposible dedicarle el tiempo que demanda.
Ayer definía la escritura, como ese instrumento que nos hace sacar la música que llevamos dentro, disfrutar de la de los demás y mostrar la nuestra. Y este curso nos ayudaba a afinar esa música, para que el resultado fuera lo más melódico posible.
Suben las temperaturas, los días alargan, el verano enseña la patita. Toca hacer planes, disfrutar, eso vale para todas la épocas del año, pero con buen tiempo, con más razón.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario