miércoles, 6 de mayo de 2015

Zancadas 2015 (IV)



A las puerta de la media maratón. Conforme se acerca esta carrera, mis expectativas descienden temerariamente. Falta de entrenamiento y falta de preparación en todos los sentidos, hacen que mi mejor expectativa sea terminarla de la manera más digna posible, de la marca ya ni hablo.
He descuidado mi preparación y he salido a correr, la mitad de la mitad de lo que debería. Eso me hace estar incómodo, desanimado y de mal genio, es como si supieras las preguntas de un examen y no las prepararas, pero ahora ya poco queda hacer. Una última carrera hoy, o puede que ni eso y que sea lo que Dios quiera.
La siguiente la 10 K en junio, formando equipo con un compañero de trabajo. Y la siguiente la Quebrada del Cuervo, esta vez de BTT, que desde luego no quiero que me coja sin kilómetros, así que tengo que solucionar ese tema a la mayor brevedad, que no me pase como en la Media.
Días raros, extraños, ni frío ni calor. Cielos cubiertos y tristones, temperaturas altas sin embargo. Una sensación rara.
El día de antes sesión del Club de Lectura en Calatayud con Sebastián Roa y el libro "El ejército de Dios", el libro promete, pero me temo que llegaré sin terminármelo.
Últimamente o me falta tiempo, o estoy metido en muchos ajos, de todo habrá.
Una frase que no es mía y que me ha gustado esta semana:
"...a veces cuando cambias la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma y tu con ellas".
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario