lunes, 9 de marzo de 2015

Mercado de Las Armas.

 
Este pasado domingo estuve en el Mercado de Las Armas.
Iniciativa cultural y multifacética, que le da vida al entorno, no sólo ya con este mercadillo, si no con múltiples actividades a lo largo del mes. Todo con una patina cultural y de tendencias actuales.
Música en vivo, baile de swing, puestos vintage, librerías extraordinarias, muebles retro, un sol radiante, gente de todo tipo y con un puntito cool, hipster y modernillos.
Gente joven, menos joven, enrollada y barbas por doquier.
La música, el entorno, el ambiente, te trasladaba a lugares muy diferentes de Zaragoza. Parecía que estuvieras en la plaza de la Cebada de Madrid, o en una tienda de estilo de Malasaña, Chueca o algo por el estilo.
Encontramos amigos, diferentes manifestaciones culturales, cine, literatura, música, pintura, y todo, lo dicho, en un ambiente muy agradable, para vermutear, tomar el sol y dejarse llevar.
Me gustó mucho, me verán más veces por allí.
Ideal para un domingo, mimetizarse y disfrutar sin prisa del paisaje y del paisanaje, como decían los cronistas de antaño.
Muy interesante todo lo que se mueve por Las Armas. Iniciativa muy loable, que dure y la disfrutemos, en sus múltiples modalidades.
Y la librería El armadillo ilustrado me va a tener de cliente habitual, ya cayeron un par de libros, a parte del de Jose María Tamparillas, "Carne de mi carne".
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario