martes, 1 de julio de 2014

IX Edición de la Quebrada del Cuervo, 29 de junio de 2.014.

 
Pues ya está hecha mi segunda Quebrada del Cuervo. Al final sí que me sirvió el estado de forma de nadar y correr, y sufrí lo justito. Y sigo vivo, aunque me empeñé en lo contrario, me caí tres veces, prácticamente parado, fruto de mi relación de odio con los calapies y la llegada a la meta la rubriqué con un salto invertido, con doble tirabuzón y salto mortal. Desde luego mi entrada no fue indiferente a nadie. Recuerdo perfectamente, como un venerable anciano se reía a mandíbula batiente y bien a gusto tras mi voltereta de llegada, y no fue el único.
 
 
Lo he pasado bien, dura pero gratificante y mano a mano con mi primo Roberto. Además teniendo en cuenta que en la organización estaban también mis primos Tomás y Rodrigo y también corría mi prima Raquel, todo queda en familia.
 
 
El año que viene desde luego, mi propósito es repetir, en la versión más larga de la prueba y espero llegar con más kilómetros en bici que este año, que he llegado con cero, así que a poco mejoraré. Desde luego me gustaría llegar bien preparado, para no sufrir en esa primera cuesta, en la que te tienes que mentalizar para no tirar la toalla, y más conforme vas subiendo y parece que no tiene fin.
Destacar, la impecable organización, el marcaje perfecto de todo el recorrido, el despliegue de los voluntarios, los avituallamientos, y tener la continua sensación de estar en todo momento acompañado, por la organización y la gente que se presta a colaborar con la misma. Un sobresaliente alto para ambos.
El ambiente entre deportistas y lugareños increíble.
 
 
A la llegada cervezas y bien de comida, una ducha y la sensación del deber cumplido.
Esta prueba va cada vez mejor, con más participación, y de más nivel entre los que se meten caña de verdad, pero también tiene su hueco para los ciclo turistas y amateurs, y mataos como yo.
No es de extrañar que vaya a más, gracias a la cuidada y trabajada organización, a la implicación de la gente del pueblo y al ambiente en general que se respira en la carrera.
Que dure muchos años y que la disfrutemos todos los que podamos. Desde luego yo al año que viene repito, más y mejor.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario