jueves, 20 de marzo de 2014

Zancadas III, 2014


De nuevo nos traen hasta aquí nuestras zancadas.
De las zancadas anteriores se nos ha caído el reto de la media maratón, me coincide con una comunión, y estaba comprometido con ella hace tiempo, así que con todo el dolor de mi corazón tendré que pasar de esta cita de la media maratón a finales de mayo.
Pero bueno, a primeros de junio tenemos la 10K y ya estoy inscrito.
En esta carrera habrá mucha gente, mucha.
- Me viene recurrentemente una frase muy de aquí, que dice: "Quien regala bien vende, si el que lo recibe lo entiende".
En el fondo dice que si se regala algo y el otro no lo aprecia, el esfuerzo del que regala, no vale para absolutamente nada, y más si lo que regala tiene que ver con su dignidad o su autoestima.
Me apena, mucho, de verdad, ver a alguien que se regala a cualquiera, y este cualquiera no aprecia las cualidades de ese regalo o de esa acción, porque no está a la altura del regalo, porque no lo entiende, o como le ha llegado regalado no lo aprecia. Un desastre, una pena. Parece que regalar y regalarse es la única manera que alguno tiene de sentirse valorado, aunque maldita necesidad de valoración del que ha recibido ese regalo. Pero buen el que se regala sabrá.
- Los retos son para superarlos, las barreras para saltarlas y las metas para soñarlas y rebasarlas. Tenemos un potencial del que muchas veces somos completamente desconocedores. Démonos más caña, al final lo agradeceremos. 
- La vida corre, corre muy deprisa la canalla de ella, si nosotros no corremos con ella, no la alcanzaremos.
- El otro día leí una divertida reflexión sobre porque hay que correr y ejercitarse, decía que en caso de un holocausto zombi, éstos se comerán a los más lentos, jajaja, corre que no te pillen los zombis.
- Y ojo también otra frase para tener en cuenta: "Con una mentira puedes llegar lejos, pero jamás puedes volver".
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario