lunes, 22 de julio de 2013

PRETOR.

Quizás una de las formas de salir de la crisis, sea rescatar oficios y profesiones que desaparecieron con el tiempo, y que quizás hoy con algo de imaginación podríamos volver a poner en vigor.

 
Se me ocurre, desde hace ya unos días, que gracias a la magnífica iniciativa de nuestro amado alcalde, Juan Alberto Belloç, y su empeño en levantar las calles de la ciudad y crear durante unos cuantos meses una cicatriz de polvo y cemento en Zaragoza, para alborozo de los comerciantes y vecinos, podríamos traer uno de esos oficios olvidados.
Su tranvía, y el servicio que éste nos presta podría traer de nuevo el oficio, o el cargo de "Pretor". Desde luego, me temo que con diferentes atribuciones o cometidos del que tenía en la antigua Roma.
La moto que nos vendieron, y que desde luego algunos no compramos, fue que con el tranvía y todo ese estipendio de dinero, las obras y demás parafernalia, "la movilidad" del transporte público en Zaragoza iba a mejorar de 0 a 100, por eso los inconvenientes iniciales.
Como todas las promesas de los políticos, el resultado, de nuevo, es una enorme falacia.
Lejos de mejorar la movilidad en la ciudad, ha empeorado. El moverte en transporte público, además de encarecerse, se ha vuelto misión, cuasi imposible.
 
 
Se han reducido autobuses convencionales, los vagones, dos exactamente, del tranvía, a según que horas son a todas luces insuficientes, para toda la gente que se traslada desde Valdespartera al centro de Zaragoza. La frecuencia terrible, y en fin de semana peor, y si además el funcionamiento de estos tranvías deja algo que desear, por averías, accidentes e incidentes varios, nos vamos a una frecuencia de más de media hora. Un tiempo adecuado, en el mejor de los casos para llegar tarde y en el peor de los casos para quedarte en tierra y tener que esperar otra media hora si quieres coger el tranvía. Caso real, hace dos fines de semana, en la parada cercana al Parque Grande.
En conclusión, la realidad, un sistema de transporte, caro e ineficaz, con muchas carencias.
El chascarrillo, debemos de traer de nuevo la figura del "Pretor", para que en según que horarios, "prete", "apriete" y "achuche" al personal para hacer hueco en los vagones del tranvía y pueda subir la gente y llegar a sus destinos en tiempo y forma.
Con el tranvía y nuestro alcalde, reivindicamos recuperar a ese "Pretor", que nos "prete" en los vagones, para su correcta optimización.
Seguro que esto no es más que una estrategia, largamente estudiada por nuestro consistorio local, para traer de nuevo la grandeza de la antigua Roma, a pesar de que las últimas actuaciones a pie de las murallas romanas, la estatua del emperador y las ranas, a poco han estado por echar por tierra unos cuantos cientos años de historia.
¿Pero de dónde saldrá esta gente que decide y gobierna nuestros destinos?
 

miércoles, 17 de julio de 2013

Recuerdos de verano.



 
Esos veranos eternos,
 son los recuerdos
de aquellos niños que fuimos.

martes, 16 de julio de 2013

Pedaladas 2013-I.


Bueno, pues vuelve todo un clásico, por el recurrente: "las bicicletas son para el verano". Y así ha sido y así es, de nuevo la bici se hace su hueco, atrás quedan los fríos y el agua, que nos ha visitado de lo lindo este año, y aparecen los días soleados y calurosos.
La fotografía que abre esta entrada, de la ruta de este pasado sábado por el Canal, desde Tudela a Zaragoza, paliza de 90 km, pero ruta disfrutona y divertida...hasta que el calor pasó a apretar.
Y ahora esas pedaladas:
 
- Los peques rebosan alegría, energía y ganas de disfrutar, qué gran ejemplo vital. ¡Y cuánto se les echa de menos cuando no los tienes cerca!
- Los castillos de naipes, se caen estrepitosamente con sólo dejar una puerta mal cerrada, que se abre de repente con una corriente de aire.
- Lo que no acabo de entender, la manía de algunos en dejar puertas entreabiertas y mal cerradas.
- Si la alegría tuviera algún color concreto, éste seguro que sería el rojo y blanco.
- Aunque la alegría y el desparrame no son justificación ninguna, a la actitud animal y bochornosa, que estos últimos días se han podido ver en los San Fermines, con tropelías llevadas a cabo por auténticos animales de bellota. Por cierto, y haciendo patria, eso no pasa en Teruel.
- El escándalo rodea a éste gobierno, al que el pueblo le otorgó la mayoría absoluta, y que ha jugado con las esperanzas y expectativas de éste. Y lo peorcísimo, es que a pesar de su hediondez, de su corrupción y de su podredumbre, necesitamos un gobierno estable, que consolide una economía maltrecha y en estado catatónico. Me temo que un cambio de gobierno, en la situación actual, no es la solución. Por una vez que sí me daba la impresión, que habíamos tocado fondo...
- ¿Alguien se cree eso de la ley de la transparencia? Los primeros en oponerse los sindicatos, ¡ole sus h...! Así nos va, cuando todos los actores están bien untados en "la pomada".
- Decían que el ahorro y la economía, era la mejor lotería. Tal y como está el temario, dame una euromillones, de esas de perder el oremus y déjate de retolicas maño.
 
 

jueves, 4 de julio de 2013

Este año no puede ser.

 
Pues eso que este año no podrá ser, este fin de semana que se celebra La Vaquilla del Angel, mis derroteros transcurrirán por otro lares, una pena.
Pero eso no quita para que este fin de semana, la FIESTA y Teruel, ocupen un hueco en mi recuerdo y como no en mi corazoncito.
Este año además pone "el pañuelico" la peña El Disfrute. Recuerdo perfectamente la vez anterior que lo hizo esta peña, porque yo estaba a pie de la fuente del Torico aupando, con nuestros brazos y nuestro ánimo al que lo puso aquel año, hace ya mucho, pero como si fuera ayer.
Este fin de semana Teruel será el centro mundial de la alegría, donde la risa y el buen rollo se desbordará para celebrar un año más la fiesta de esta preciosa ciudad.
Este año no, pero desde luego no dejaré pasar tanto tiempo como la última vez, seguro.
Los que allí podáis estar, disfrutarlo.