viernes, 25 de enero de 2013

De estreno.


Casi tengo ya caducada esta entrada de los días que la tengo en el borrador.Pasa casi como mi última entrada de mis lecturas de verano, que ya está caduca y sin ver la luz.
Estos reyes han sido generosos, bien de lectura, ya ha caido un par de libros, a parte de algún otro de rondón.
Pues sí de estreno... de nuevo año y de propósitos. Como meta deportiva, mi primer maratón, allá por el mes de noviembre, para conseguirlo, disciplinado entrenamiento a lo largo del año, jalonado de otras pruebas tipos 10 K, mediamaratón, de trail, etc.
Y a partir de aquí lo que lleva escrito desde primero de año:

Ayer me preguntaban mis propósitos para este año y la verdad, he empezado el año de manera tan frenética, que no he tenido tiempo ni de planteármelos.
Desde luego he empezado al contrario que la mayoría, me he borrado del gimnasio. Ahora bien, en función de como se desarrolle el año, lo del maratón, no es del todo desdeñable. Sí desde luego aumentar las salidas y los kilómetros en bicicleta y seguir con el running.
En el trabajo, virgencita que me quede como estoy y que sea menos fiero el año que como lo pintan a priori.
La foto es de días antes de finalizar el año, disfrutando de la nieve y los niños en Javalambre.
Pero bueno, sin plantearme nuevos propósitos siempre hay cosas nuevas que hacer, proyectos  nuevos que acometer y actividades abandonadas que retomar. Y lo contrario, cosas que dejar aparcadas para dedicarle ese tiempo a otras cosas y ejes de mejora que están esperado nuestro impulso.
Otro año más que viviremos intensamente.