lunes, 16 de abril de 2012

Los restos del naufragio.



Los restos del naufragio

quedaron esparcidos,

o desaparecidos,

o rotos.

Nos queda el presente
que ya es suficiente,
y no nos debe faltar.

Enrique Bunbury


Revolver entre los restos de un naufragio, entre las manchas de aceite, los plásticos, las maderas flotando y el hedor, tiene algo que estremece.


Te arrastra al abismo, aquel que se tragó aquello, de lo que ahora sólo quedan restos. Retazos de vidas y bienes, que ya no van a ningún lado, sólo quedan flotando a la deriva, como memoria de que un día ese barco tenía un rumbo, un destino y un pasaje.

Todo perdido, el pasaje, el destino, sólo quedan restos y desolación. Y un recuerdo... estremecido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario