lunes, 30 de abril de 2012

Zancadas XI

- Hay momentos en que parece que el tiempo se ralentiza. Esa sensación que vemos en la películas donde el protagonistas ve su entorno a camara lenta. Esa sensación hace que tomes mayor conciencia de lo que te rodea, que paladees los segundos, que frenes en esta vida acelerada y disfrutes de la vida, como si de un aromático y sabroso café se tratara. 
- Llueve, llueve como hace tiempo que no se veía. Estos días atrás lo ha hecho tímidamente, como si no se atreviera a cubrirnos con su manto. Pero hoy ha perdido todos sus remilgos y el agua empapa el suelo y nuestra existencia.
- Mal tiempo para hacer kilómetros, las zancadas se clavan en el blando suelo y la lluvia moja tu pelo y corre por la espalda, buscando sin duda, el reposo de la tierra. Justo de kilómetros para la medaia maratón. La preparación ha sido larga, pero no exigente, espero que valga para superarla sin mayores problemas.
-  El mundo está en modo "suspensión", esperando que la cosa evolucione y nos permita recuperar los ritmos acostumbrados. Que pase pronto, mientras tanto disfrutaremos de esa ralentización.

martes, 24 de abril de 2012

Tus hijos no son tus hijos.

Tus hijos no son tus hijos (Kahlil Gibran)


Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de si misma.

No vienen de ti,
sino a través de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos,
pues, ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas,
porque ellas, viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual,
tus hijos como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

lunes, 16 de abril de 2012

Los restos del naufragio.



Los restos del naufragio

quedaron esparcidos,

o desaparecidos,

o rotos.

Nos queda el presente
que ya es suficiente,
y no nos debe faltar.

Enrique Bunbury


Revolver entre los restos de un naufragio, entre las manchas de aceite, los plásticos, las maderas flotando y el hedor, tiene algo que estremece.


Te arrastra al abismo, aquel que se tragó aquello, de lo que ahora sólo quedan restos. Retazos de vidas y bienes, que ya no van a ningún lado, sólo quedan flotando a la deriva, como memoria de que un día ese barco tenía un rumbo, un destino y un pasaje.

Todo perdido, el pasaje, el destino, sólo quedan restos y desolación. Y un recuerdo... estremecido.


jueves, 12 de abril de 2012

12-4-12

Cifra con tintes cabalísticos. 12-4-12.


Para mi eso y mucho más, mi onomástica.


¿Qué diferente de la de hace tres años y ésta a su vez de hace nueve y ésta a su vez de hace quince y así hasta el principio de mis días?


Hoy de nuevo estoy vivo.

De nuevo

te levanto,

vida,

sobre mis hombros.


Fragmento de Oda a la Vida de Pablo Neruda

miércoles, 11 de abril de 2012

Zancadas X



- Correr, a veces me aleja y otras me acerca, depende si tengo que tomar distancia o centrarme. El mismo acto sirve para cosas distintas, sólo algo en común, me va bien.

- La media maratón se acerca y yo aquí estoy, intentando ponerme a tono, queda un mes escaso, aún hay cosas que hacer.

- A punto de dar el salto...¡El gran salto! Esperemos que me atreva a saltar y que al final haya colchoneta.

- ¿Cómo es posible, tener los fines de semana hipotecados, de aquí a septiembre? Tengo la agenda más apretada que los tornillos de un submarino.

- Esto sigue sin arreglarse, más vuelta a la tuerca. La verdad, la tuerca está hasta el moño.

- No es más feliz el que más tiene, sino el que menos debe.

- El jueves cumplo años.¡Ay bendito!

martes, 10 de abril de 2012

De torrijas y otras tradiciones.



Ha pasado la Semana Santa.

Semana de tradiciones, de comer torrijas el Viernes Santo y tiempo para procesionar. Mejor acompañado que sólo.

El jueves la Legión recuperó, su homenaje al Cristo de la Buena Muerte. Daba gusto verlos estirar el cuello, erguidos, sujetando la cruz a la que tantas veces se han aferrado cuando las cosas pintaban mal.

Las expresiones de la Pasión y Muerte de Jesús inundaron las calles y nos recordaron a todos de donde venimos, hacia donde vamos es otra cuestión.


Tiempo de torrijas, procesiones y oración. Ni de medievales, ni marcofiestas, ni otras zarandajas, cada tiempo tiene su cosa y cada cosa su tiempo. Pero la libertad está en la posibilidad de elección, si eliminamos elecciones, coartamos la libertad.


Cada uno elige, hay que respetar las elecciones, y que cada uno seleccione la suya.


Me mueve a risa, por decir algo, esa libertad que elimina por decreto todas las posibilidades salvo una, por decreto, porque alguien ya ha pensado por nosotros.


Y otra cosa, el fin, nunca justifica los medios.