martes, 20 de septiembre de 2011

El downshifing



Bonito palabro y más bonita filosofía, rayando la utopía, pero bueno, algún punto hay que se puede cumplir sin demasiada complicación.


Recordad aquello de si un hombre puede cambiar, el mundo puede cambiar.


"El downshifting consiste, básicamente, en trabajar menos para vivir más, en renunciar a sueldos altos o un estilo de vida establecido a cambio de tener más tiempo libre y ser dueños de él. Estos son algunos de los mandamientos que proponen:


-Cancelar todas las tarjetas de crédito menos una, reservándola para las emergencias
-Tener una sola cuenta bancaria y pagar siempre en efectivo
-Llevar al día una libreta de gastos
-Hacer uno mismo las reparaciones del hogar
-Renunciar al coche o comprar uno de segunda mano
-Usar el transporte público o compartir el vehículo con los compañeros de trabajo
-Vivir lo más cerca del trabajo, de forma que se pueda comer en casa e ir y venir andando
-Organizarse el trabajo para hacer 30 horas o cuatro días por semana
-Dejar de fumar
-Perder peso
-Reducir el estrés todo lo que se pueda
-No llevar reloj si uno no lo necesita
-Hacerse socio de la biblioteca para no tener que comprar, en lo posible, libros ni revistas
-Salir de compras sólo cuando sea necesario, y comparar los precios con otras tiendas
-Comprar ropa y muebles de segunda mano
-En general renunciar a gastos superfluos
-Veranear en un camping mientras se alquila la casa propia "



Jajaja y yo añadiría: dejar de comer para los gastos, estupenda medida anticrisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario