jueves, 9 de junio de 2011

Reflexiones de un empresario abocado al desastre.

Estoy triste y contento a la vez.

Triste porque, por cada peine que vendo pierdo 1 €.

Pero contento porque estoy vendiendo muchos.


Este ilógico razonamiento, lo tienen hoy en día muchas empresas, sobre todo grandes multinacionales y aquellas que tienen empresas de capital riesgo sustentándolas , y luego pasa lo que pasa.

2 comentarios:

  1. Sí es ilógico. Por desgracia común. Y no dejes de lado todas aquellas empresas, consideradas grandes o multinacionales, que dan pérdidas año tras año y no viene nadie a decirles que echen el cierre de una vez y dejen de pedir subvenciones.

    ResponderEliminar
  2. De esas también hay unas cuantas, en fin.

    ResponderEliminar