miércoles, 29 de junio de 2011

Pedaleos II

* No se ha inventado aún una mejor máquina del tiempo. Cuando montas en una bicicleta, de alguna manera retornas a tu más tierna infancia.

*Hay historias personales que hacen vibrar, como un diapasón, a las almas que las rodean.

*No hay más sensibilidad y más verdad, que en las palabras dichas con el corazón.

*La clave no es esperar "tu momento", si no buscarlo y si hiciera falta construirlo.

*Leía este fin de semana que se puede dar sin amar, pero desde luego, que no se puede amar sin dar.

*En los ojos de los niños, vemos el reflejo de las esperanzas de los adultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario