miércoles, 29 de junio de 2011

Pedaleos II

* No se ha inventado aún una mejor máquina del tiempo. Cuando montas en una bicicleta, de alguna manera retornas a tu más tierna infancia.

*Hay historias personales que hacen vibrar, como un diapasón, a las almas que las rodean.

*No hay más sensibilidad y más verdad, que en las palabras dichas con el corazón.

*La clave no es esperar "tu momento", si no buscarlo y si hiciera falta construirlo.

*Leía este fin de semana que se puede dar sin amar, pero desde luego, que no se puede amar sin dar.

*En los ojos de los niños, vemos el reflejo de las esperanzas de los adultos.

sábado, 18 de junio de 2011

Pedaleos I.



* Los pensamientos fugaces, a veces son las ideas más permanentes en nuestra mente.


* El pasado es obstinado y acaba reclamando lo suyo.


* La igualdad impuesta, es la mayor de las injusticias.


* No por correr más se llega antes a lo que nos espera.


* Los desconchones del corazón quedan ahí para siempre.


* No me escuchaste demasiado, no fueras a llegar a entenderme.

viernes, 17 de junio de 2011

Despedida



Dije adiós


y la palabra nunca


desesperaba.


(de Javier Sánchez Menéndez)


jueves, 9 de junio de 2011

Reflexiones de un empresario abocado al desastre.

Estoy triste y contento a la vez.

Triste porque, por cada peine que vendo pierdo 1 €.

Pero contento porque estoy vendiendo muchos.


Este ilógico razonamiento, lo tienen hoy en día muchas empresas, sobre todo grandes multinacionales y aquellas que tienen empresas de capital riesgo sustentándolas , y luego pasa lo que pasa.

miércoles, 8 de junio de 2011

Naturaleza humana I



Aquel que traiciona a un amigo, por otro amigo, se queda con la traición y sin amigos.

miércoles, 1 de junio de 2011

Fernando Aramburu y su último libro de cuentos.



El otro día compre y leí rápidamente el último libro de Fernando Aramburu, "El vigilante del fiordo".


Aramburu es autor de "Los peces de la amargura" y "El trompetista del Utopía", entre otros. Éstos son los que yo me he leído de él, dejándome un magnífico sabor de boca. Son magníficos, cada cual mejor, cada uno en su estilo.

Pero este último, según dicen es su especialidad, los cuentos y relatos cortos, me ha dejado frío. ¡Qué digo frío!¡Decepcionado!


Todos están escritos magníficamente, de manera original y sorpresiva. Originales y sorprendentes.


Se podría salvar, el que versa sobre el 11 M en Madrid, pero el resto, el resto tiene una patina demasiado sombría y agorera.


El libro, está escrito maravillosamente, pero los relatos son demasiado sombríos y terminan abruptamente, como si de repente te quedaras al borde de un acantilado, sin posibilidad de continuar.


En fin lo dicho, buena literatura, pero algo decepcionante en comparación a los dos títulos citados anteriormente.