lunes, 28 de marzo de 2011

Peticiones cálidas.


Hay peticiones, que por su naturaleza, por cómo se formulan y quién lo hace, dejan un calorcito en el corazón.


"-Qué bello es esto -se dijo el pequeño.

Y sintió algo extraño que no había sentido nunca. Como un calorcito en el corazón que lo llenaba de una sensación nueva, medio melancólica y triste y medio alegre y risueña. "

Ana María Matute

No hay comentarios:

Publicar un comentario