jueves, 27 de enero de 2011

Un variao.

Pues eso, de temas varios y más después de unas semanas ajetreadas, en aficiones y trabajo, que poco o nada me permiten acercarme al blog a filosofar.
Cuando estudiaba filosofía, me gustaba mantener charlas interminables con un tío mío que estaba puesto es todos estos temas. Ser un filósofo retribuido, debe ser una de las mejores opciones laborales que pueda existir.
Leía no hace mucho, que este país se va al carajo, ya veremos, no se donde irá, lo que sí se, es en donde está, y es duro.
La incertidumbre nos mata, nos absorve. Esperar tiempos mejores, es puro tiempo perdido.
Un dia perdir mi brújula, la exterior, la interior creo que no la controlamos nosotros.
Rutas vitales y mapas de tiempo, análisis sin aplicación, aplicaciones sin análisis.
Ya he dicho alguna vez que el ajetreo, la ocupación nos salva de nosotros mismo, pero muchas veces, en ritmo frenético nos condena a perder la vida en tareas y acciones que no elegimos, o que no nos reconfortan.
Los éxitos son efímeros, los fracasos eternos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario