viernes, 15 de octubre de 2010

De la felicidad II


Decía Jacinto Benavente:


"El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo".


También Woody Allen:

"El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia."

Les Luthiers:

"El dinero no hace la felicidad, la compra hecha".


Podríamos enumerar muchas más sentencias de este tipo.

Está claro que la felicidad y el dinero no van de la mano, ni tan siquiera uno precede al otro (indistintamente de su orden).

El dinero, es quizás una cuestión higiénica, una preocupación menos, un motivo menos de infelicidad, pero el camino hacia ésta, puede transcurrir por veredas muy diferentes.

Creo que no hay duda que se puede ser feliz sin dinero, o con él, y viceversa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario