viernes, 29 de octubre de 2010

ALTA TENSIÓN.


Zapatero, ante las encuestas que le dan como perdedor, saca pecho y afirma que en año y medio pueden cambiar muchas cosas.

¡Vaya si lo sabe! No hay que olvidar que en las selecciones que llegó a la presidencia del gobierno, aparecía como claro perdedor, apenas tres meses antes. Una tragedia y la movilización previa de todos "los de la ceja", faranduleros, pesebristas y Sgae-adictos, hizo cambiar el signo político de la intención de voto.

Sobre los cadáveres calientes tildó de metirosos a los peperos del gobierno y se aupó al poder.

Luego se quejaba de que hablaran de crisis, que eso era de ser poco patriotas. Lo decia él, que aprovechó el mayor atentado terrorista de la historia de España para acomodarse en La Moncloa.

En su día le decía a Gabilondo que el PSOE siempre sacaba ventaja cuando aumentaba la tensión.

Parece ser que esa y la desaparición, de una manera u otra, de ETA, van a ser las estrategias para permanecer en el poder, aferrados, peses a quien pese y jugando con las estadísticas a su antojo, para negar con cifras la evidencia de la realidad.

Hablar del índice de pobreza relativa y decir que está mejor que cuando gobernaba el PP, es de un cinismo y una mala idea tremendos.

Lo que queda hasta las selecciones será un calvario para todos los españoles, pero estos tíos de una manera u otra, con tensión, peonadas y lo que haga falta no renunciarán a gobernarnos, queramos o no.

El fin justifica los medios, por eso de nuevo Rubalcaba al frente. ¿Qué tendra este hombre que siempre que pintan bastos está por el medio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario