lunes, 6 de septiembre de 2010

La cultura como cura.


Hace unos meses hice una entrada en el blog, con una cita de Sócrates.

La puse inspirado en un programa de Carlos Herrera, que trataba sobre la depresión y cómo evitarla.

Hablaba un psiquiatra y hablaba que nuestra vida debía sustentarse sobre cuatro ejes: Familia, trabajo, amor y cultura.

Los tres primeros, creo que siempre han estado claros. Me llamó la atención el cuarto.

Una persona con inquietudes culturales, siente su vida más plena. Es más conciente de las cosas que le rodean y le ayuda a disfrutar más de las mismas.

En definitiva, es un eje fundamental en la nuestra vida que ayuda a alcanzar la realización personal. Que nos despierta la curiosidad por nuestro entorno y nos descubre la "aventura del saber".

¡Ay! de aquellas generaciones o personas que no contemplan en su vida este cuarto eje, se asemejarán más a un trozo de carne que a un ser humano.

Sin ninguna duda curiosa reflexión.

2 comentarios:

  1. Curiosa y cierta, yo incluiría una quinta, que ya se sabe que "mens sana in corpore sano"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sin duda Capitán, otra variable a tener muy en cuenta.

    ResponderEliminar