miércoles, 22 de septiembre de 2010

Faltan GPS, a cascoporro.


¿Sabéis lo que es un tonto sin GPS?


Pues evidente: Un tonto perdido.



Con este chascarrillo me agasajaron este fin de semana mis peques.


Me quedé con la idea de que en este país, y sobre todo en algunos estamentos (el político...y no miro a nadie), hay una carencia tremenda de GPS.


Por favor una cuestación para proporcionar un rumbo a algunos dirigentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario