domingo, 29 de agosto de 2010

Una novela de barrio.



Un escritor con oficio, Francisco González de Ledesma, de dilatada experiencia. Desde los 15 años se gana la vida escribiendo relatos.
Un inspector, también con oficio, de los de antes, a un paso de la jubilación. Que ha conocido Barcelona en todas sus épocas, que acude a los decesos de los vecinos de los barrios más viejos, de la ciudad condal.
Un guardaespaldas también con oficio, con sangre fría y destrozado por un hecho terrible que marca su existencia.
De esta manera, con estos ingredientes, no podía salir de otro modo esta novela.
Novela negra, de suburbios, venganzas y pasados, también en una Barcelona, negra.
Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario