jueves, 22 de julio de 2010

Reformas y reformas.

Una reforma laboral que únicamente abarata el despido, pero que no flexibiliza, ni incentiva la contratación, sólo puede ser obra de una pandilla de cafres ignorantes.
¡UY! Perdón...no me acordaba de quién estaba hablando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario