miércoles, 30 de junio de 2010

La mirada azul.


No tiene una métrica muy ortodoxa, ninguna, pero está escrito desde el corazón.




Miras con esos ojos azules,

muy abiertos, llenos de dulzura.

Tu mente es un torbellino de sensaciones,

no entiendes, no sabes,

y lo miras todo con los ojos muy abiertos,

límpios, azules.

Ves que las cosas son diferentes,

y no entiendes porqué.

¿Qué ha cambiado?

Observas las cosas,

con esa mirada limpia,

con esa mirada azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario