sábado, 22 de agosto de 2009

Las Vírgenes prudentes.


Lo acabé hace más de una semana, en los últimos estertores de mis vacaciones.
Ha sido una de las lecturas más gratificantes y sorprendentes de este verano.
Escrita con el estilo inconfundible de Jesús Cotta (y lo digo porque los que seguimos su blog, vemos el estilo inconfundible en cada página).
Destacar la capacidad de contar y transmitir sin escribirlo, me ha parecido extraordinaria.
Dos templos, uno dedicado a la lujuria y el otro a la oración, comparten muro medianil y destino, en los convulsos días del año 36.
Multitud de personajes, todos descritos con una profundidad que los hacen próximos y conocidos, una historia magnífica.
La recomiendo encarecidamente, además, los hechos se narran de una manera nada partidista, ni desenfocada, ni revisionista, lo que es de agradecer.

Breve.

Lo breve...
si bueno,
mejor.
Pudiera no ser este el caso.

martes, 18 de agosto de 2009

El trompetista del Utopía.

Un libro de Fernando Aramburu, escritor del ya comentado "Los peces de la amargura".
Otro registro completamente diferente.
Novela entretenida, de un calavera que se busca la vida entre copas y música en Madrid y vuelve a su Estella natal por la muerte de su padre, aconsejado por su churri para medrar en la herencia. Su vida dará un vuelco.
Novela muy cinematográfica, de hecho inspiró un título reciente de la filmografía española: "Bajo las estrellas".

lunes, 17 de agosto de 2009

Republica Bananera.




Veo las noticias y me veo en una de esas repúblicas bananeras descritas en los comics de Tintin.

No han llegado las vacunas de la gripe A para los colegios, y sólo se tomarán medidas de retrasar o suspender las clases en caso de dispararse los casos de contagio (igual hace falta la muerte de algún niño).

Por otro lado en esta tesitura, el gobierno de Navarra ya ha decidido que mientras no lleguen las vacunas, retrasarán la entrada a las aulas (está claro, es otra civilización).

Por otro lado, la misma ministra sí está convencida en recrudecer la ley antitabaco. Será por aquello que fumar y beber era de gente de derechas (increible, pero lo han llegado a decir).

Los accidentes de tráfico de nuevo disparados.

Los incendios, mejor ni mentarlos, con multiples problemas en la extinción por las diferentes competencias de administraciones.

Nueva dotación económica para los que ha dejado de percibir el subsidio de desempleo, 420 €. Fila en el Inem, imágen patética que nos traen las alegrías inconscientes de Zapatero. Para más "Inri" y acabar de dar esa imágen de republica Bananera, los formularios no han llegado hasta las 13 h, los funcionarios con el manido: "Vuelva usted mañana, es que mire usted, los formularios no han llegado".
Si el coronel Tapioca nos vieran por un agujerito, pensaría que no nos diferenciamos tanto, ¿a qué no?
Si es que tengo que dejar de ver las noticias en la tele...

martes, 11 de agosto de 2009

Los rebeldes, de Sandor Marai.



Bueno pues he leído un nuevo libro de Sandor Marai.
De nuevo denso, ambiente plomizo y algo desesperanzado.
Rebeldía de un grupo de jóvenes a incorporarse al mundo de los adultos, a los que miran con desconfianza y desprecio.
Caminan por el filo de la navaja, y acaba la cosa como no podía ser de otra manera.
Grissssssssssss.
Desde luego si se busca una aventura, o levantar el ánimo, mejor no leer a Marai.
Yo de momento creo que me planto con este escritor.

lunes, 10 de agosto de 2009

Cangrejos




El río, el mar, por lo general cualquier masa de agua ejerce una tremenda fascinación a los infantes.


Los niños pueden pasar horas y horas en la playa, jugando con las olas, en el río tirando piedras, haciendo diques... pero si además añadimos una nueva variable, la diversión no tiene fin.


Estas vacaciones han descubierto la pesca del cangrejo y están deseando ir al río a pescar cangrejos.


Preparan imaginativos útiles de pesca, con arcos reciclados, cuerdas de tender, con la idea de agarrar a los cangrejos que pululan por las aguas del Ega a su paso por Estella.


A todo esto hay que añadir, que el culmen de todo esto, lo provoque yo, cuando les saqué un par de cangrejos con la mano y pudieron aprender a cogerlos por detrás de la pinzas, para evitar que les pellizquen.


Ayer, antes de ir a las "barracas" (como llaman por aquí a las atracciones de feria), llevamos unos caza-mariposas, que se descubrieron como extraordiarios atrapa-cangrejos. En apenas 10 minutos, creo que dejamos el río sin habitantes crustáceos, que hacían carreras, perseguidos por toda la chiquillería a la orilla del río.


Le dieron sentido a la manida frase: "vas para atrás como los cangrejos", y llamaba la atención cuando alguno llevaba otra dirección.


Así que ahora, está claro que una de las visitas obligadas y casi diarias es al río a coger cangrejos.


Eso sí, una vez sacados del líquido elemento y manoseados por la manitas infantiles, vuelven al agua, con mayor o menor delicadeza.


Habría que preguntar a los cangrejos que opinan de todo esto.


Igual, en otro espacio vitual, hay un papa cangrejo que se queja por que sus crías están deseando ir al río, a jugar con los niños humanos que les sacan del agua.

miércoles, 5 de agosto de 2009

La mujer justa.



De nuevo he acabado de leer un libro de Sandor Marai.
Me propuse conocer algo de la obra de este escritor, hasta hace poco desconocido para mí y en ello estoy.
El libro es denso, con multitud de pensamientos y visiones filosóficas de la vida y las relaciones.
Esla descripción de un triángulo amorosos, narrado desde cada una de las tres miradas diferentes de sus protagonistas.
Está muy bien escrito, pero me ha resultado un tanto peñazo. Quizás la parte, para mi, menos correosa, ha sido la del marido, al menos podía llegar a identificarme o entender algunas de sus profundas reflexiones y conclusiones.
El libro la verdad es que tiene pasajes muy destacables, pero en su conjunto me ha resultado algo pesado.
Un ejemplo de estas reflexiones profundas.
En la segunda parte, el marido expone:
"¿La familia? Veo en tus ojos que vas a preguntarme si no creo que la familia represente el sentido último de la vida humana, la realización de una armonía superior, por encima del individuo. El hombre no vive para ser feliz. El hombre esta en el mundo para mantener a su familia y educar a sus hijos como personas honradas, y no debe esperara a cambio ni gratitud ni felicidad. Voy a serte sincero: mi respuesta es que tienes razón. No creo que la familia de la felicidad; nada puede hacernos felices. Pero tener una familia constituye una responsabilidad tan grande frente a nosotros mismos y frente al mundo que por ella merece soportar los problemas incomprensibles y los sufrimientos inútiles de la vida. No creo en las familias felices. Pero he visto ciertas situaciones de armonía, de concordia entre los seres humanos,en las que cada uno vivía un poco a pesar de los demás, por sí mismo, y sin embargo, en conjunto, la familia vivía un poco para todos, incluso cuando varios miembros luchaban entre sí con una voluntad canina. Familia...qué gran palabra. Sí, quizá la familia sea uno de los objetivos de la vida."

lunes, 3 de agosto de 2009

Haiku de la pérdida.



Hace ya un tiempo que no escribía Haikus, aquí viene uno, sobre lo que no podemos evitar perder.

Pura quimera
evitar fluir el agua
entre los dedos.

domingo, 2 de agosto de 2009

Los peces de la amargura.


Ya está comentado este libro aquí.
Yo lo he acabado hace poco. Duro, desgarrador, del estilo descarnado de Los Girasoles Ciegos.
El problema del terrorismo en carne viva.
Si os es posible, leerlo, hay otra formas de luchar contra la violencia.
El autor, soberbio, con una pluma extraordinaria.
Hoy he comprado otro libro suyo, ambientado en Estella, su título: "El trompetista de la utopía", ya os contaré.

sábado, 1 de agosto de 2009

Sir Alexander Douglas-Home ya lo dijo...


Cita que viene "como anillo al dedo".


"Hay dos clases de problemas en mi vida: los políticos, que son insolubles y los económicos, que son incomprensibles".


Que por cierto, si sólo tenía este tipo de problemas, era un tipo afortunado.