jueves, 21 de mayo de 2009

¡Corre!


─ ¡Corre!
─ ¿Para qué?
─ Tú sabrás, todo el día estás corriendo.
─ Eso no es cierto, hace mucho tiempo que no corro.
─ ¿Seguro?
─ No, nunca estoy seguro, por eso corro... es verdad, corro todo el tiempo...
─ ¿Al menos sabes hacia donde vas?
─ ¿Importa?
─ ¿Acaso, no importa?
─ Quizás la emoción está en la carrera, no en la meta, entonces ¿importa donde esté ésta?
─ Si no quieres dejar de correr...no. Pero si algún día quieres dejarlo, tendrás que saber donde.
─ ¿Y por qué he de dejar de correr?¿No está en nuestra naturaleza?
─ ¡No! ¿Quién te dijo eso?
─ No se, pero todo el mundo corre.
─ No creo, quizás sólo miras a los corredores y el resto te pasan inadvertidos.
─ ¿Tú crees?
─ ¿Estoy corriendo yo?
─ Tú no lo se, pero yo sí, continuamente.
─ Estás dando vueltas, a mi alrededor. Márcate una meta y corre, si no, para y disfruta, el tiempo sí que corre...

3 comentarios:

  1. Entonces ¿Corremos o no?...Yo prefiero ir andando, como un peregrino.

    ResponderEliminar
  2. Pues, depende, aunque lo mejor tomarse la vida con tranquilidad. Correr por deporte, nada más.

    ResponderEliminar
  3. "He andado muchos caminos,
    he abierto muchas veredas;
    he navegado en cien mares,
    y atracado en cien riberas.

    En todas partes he visto
    caravanas de tristeza,
    soberbios y melancólicos
    borrachos de sombra negra,

    y pedantones al paño
    que miran, callan, y piensan
    que saben, porque no beben
    el vino de las tabernas.

    Mala gente que camina
    y va apestando la tierra...

    Y en todas partes he visto
    gentes que danzan o juegan,
    cuando pueden, y laboran
    sus cuatro palmos de tierra.

    Nunca, si llegan a un sitio,
    preguntan a dónde llegan.
    Cuando caminan, cabalgan
    a lomos de mula vieja,

    y no conocen la prisa
    ni aun en los días de fiesta.
    Donde hay vino, beben vino;
    donde no hay vino, agua fresca.

    Son buenas gentes que viven,
    laboran, pasan y sueñan,
    y en un día como tantos,
    descansan bajo la tierra..."

    ANTONIO MACHADO ("Soledades")

    ResponderEliminar