domingo, 3 de mayo de 2009

Mi madre, Consuelo.



Esta mañana he hablado por teléfono con ella, pero luego he leído el blog de Jesús Cotta y me apropio de una frase de su entrada:
"Estuve en tu vientre y ya olías a esas flores que andas siempre cuidando."
Como hoy no te he regalado flores, te las traigo aquí, de esas que estás siempre cuidando...
Un beso mamá.

2 comentarios:

  1. ¡Qué buena combinación ésa de madre y flor! Ya tenemos en común algo más que el nombre.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Jesús, me halaga realmente.
    El mérito de la entrada es tuyo, pues tuya es la frase que la inspiro.

    ResponderEliminar