martes, 31 de marzo de 2009

Sensibilidad con las víctimas.


Dice el ABC:
El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha expresado hoy su "cercanía" y "sensibilidad" hacia los familiares de los presos de ETA que "sufren" al tener que desplazarse centenares de kilómetros para poder visitar a los reclusos.

Según ha dicho, las medidas de acercamiento o alejamiento de presos de ETA -respecto de los centros penitenciarios del País Vasco- "se han conducido por razones políticas" pero, a su juicio, existen "razones humanitarias que requieren el respeto de los derechos" de los encarcelados y, "sobre todo, que las familias de los presos no deben pagar con esos viajes" para acudir a visitarles.


Me alegro mucho que el señor Uriarte, se sensibilice con los presos de ETA y sus familias, al igual que lo hacía en su día Setien.

Es muy loable el preocuparse por el esfuerzo económico y la fatiga de desplazarse cientos de kilómetros de los familiares de etarras.

Ahora bien... yo me pregunto cuántos kilómetros estarían dispuestos a hacer los guardias civiles, cuyas hijas murieron en la casa cuartel de la avenida Cataluña en Zaragoza, por darles un beso de buenos días, que nunca tuvieron ya oportunidad.

O me gustaría saber, cuanto dinero estarían dispuestos a pagar los hijos de Manuel Giménez Abad, por volver a ir al fútbol con su padre.

O cuantas noches de hotel estaría dispuesta a pasar la madre del guardia Raúl Centeno, por volver a hablar con su hijo.

O cuantos kilómetros, dinero y moléstias no sufriría la hermana de Miguel Angel Blanco por cenar otra noche con él.

Las víctimas, no olvidemos, son otras diferentes de aquellas que están pagándo en la carcel por sus crímenes.

Crímenes que cometieron voluntariamente y sin ningún tipo de remordimiento.

Me temo que los obispos vascos tienen la sensibilidad muy ladeada, con el pasamontañas y el discurso independentista muy calados.

Me avergüenzo de pertenecer a la misma Iglesia que ellos.

El NO MATARÁS, es para todos, no tienen bula los gudaris.

Señores obispos algo más de vergüenza y más sensibilidad con las víctimas de verdad y sus familiares.

Al final, parece mentira que no lo sepan, los cementerios son los lugares más lejanos y caros a los que visitar a los familiares y amigos, lo otro es un paseo.

sábado, 28 de marzo de 2009

BENDITA HUMANIDAD.



Hace ya un tiempo... la verdad, ya unos cuantos años, Don Carlos, cura de una parroquia muy conocida de Zaragoza, nos contó una terrible vivencia, que tengo muy presente.
Nos habló de que en los momentos más terribles, de más desesperanza, siempre se abre paso un rayo de luz, una señal para rehacernos y seguir.
Contaba, que al poco tiempo de enterrar a su madre; muerte que para él fue muy, muy traumática, por la relación tan estrecha entre el cura y su madre; acudió al cementerio, pero se perdió, acabó no sabe muy bien donde, y al volver una esquina presenció una escena que le llenó de angustía y desesperanza, unos operarios estaban desenterrando una fosa, y uno de ellos, a modo de chanza, bailaba con uno de aquellos cadáveres momificados.
Don Carlos, cuenta, salió de allí despavorido, sin rumbo, con la terrible imágen golpeándole las sienes. Vio a su madre difunda, ¿si hay un Dios cómo puede permitir que una madre muera?¿que haya gente que no tenga ningún respeto a nada?¿cómo puede ser todo esto?...¡dudó de todo!
Pero cuando paró su carrera, sofocado, con la respiración entrecortada y se apoyó en un nicho, allí estaba escrito:
"Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. "
Esa inscripción, esa luz, le sirvió para reponerse, sacudirse las tinieblas que le envolvían y recuperar su temple y su fe.
Hoy, yo he vivido una anécdota, simple, simplona, comparada con esta experiencia de Don Carlos, pero que a mi me ha dado motivos para volver a creer en bondad humana, por encima de todo.
He vivido, yo y también gente de mi entorno y apreciada, unas situaciones últimamente imbuidas de "maldad", de incomprensión, de desesperanza, el lado siniestro de la humanidad se abría paso, pero hoy yo he tenido mi rayo de esperanza.
¡Y fíjate que ha sido una estupidez!... pero me ha sido revelador.
Esta mañana tenía que asistir a un curso al centro. He decidido, en lugar de ir en coche, dejar éste en mi garaje y acudir en autobús.
No tenía, suelto, pero llevaba un billete de 5 €, que está permitido como cambio máximo en el autobús, y más si tenemos en cuenta que el billete ordinario vale 0.95 €.
Ha pasado un autobús completo, me he esperado al siguiente.
Cuando he subido he entregado mi billete de 5 € al conductor, éste me ha preguntado si no tenía suelto, le he contestado que no.
Me ha dicho que si no, me tenía que dar los cambios en monedas de 5 centimos.
Bueno, si no hay más remedio, he respondido.
Pero tampoco había monedas porque según él era el primer sevicio.
Antes de acabar de hablar con él, un señor de mediana edad y una mujer se han prestado a pagarme el billete.
Claro me he sorprendido, he dicho que no se molestaran, pero han insistido y la mujer directamente me ha ticado en su abono.
Por supuesto, les he agradecido a ambos el detalle, sobre todo a ella.
Y me han alegrado el día.

jueves, 26 de marzo de 2009

Héroes de los de antes.



¿Donde están los héroes de antes?
¿Donde quedaron las maneras del Duque, John Wayne?
¿De Cary Grant, de Hudson, Gary Cooper...?
Sí, está claro que ellos eran unos meros actores, pero encarnaban personajes heróicos, que eran capaces de darlo todo por un compañero, por un ideal, por el sentido de la justicia, por el deber, por los suyos...
¿Han desaparecido esos comportamientos altruistas?... o simplemente están buscando un ideal por el que entregarse.
O quizás estamos tan acomodados que ni tan siquiera nos levantamos del sillón para ir a por un vaso de agua.
Si es así, entonces ¿por qué estaríamos dispuestos a luchar, a perder, a sufrir...?
¿Hoy, estaríamos dispuestos a cruzar el océano por una leyenda?
¿Qué haríamos por un sueño?¿...y por una realidad?

viernes, 13 de marzo de 2009

JESÚS NEIRA


Ayer me quedé hipnotizado viendo la televisión, asistí a una lección imborrable.

Me impresionó la entrevista con Jesús Neira.

Independientemente de la acción que realizó, que de por sí le honra, a pesar de que el agresor luego ha pretendido pasar por víctima (cómo me suena ese estilo cucarachil), me impresionó, su forma de expresarse, su cultura, su profundidad, su carisma.

Este hombre ha estado siete meses en un hospital, 65 días de ellos en coma. Al borde de la muerte en varias ocasiones... y después de todo eso, con su cuerpo famélico, deteriorado, por encima de esa decrepitud física resplandecía su espíritu, su cultura, emanaba de él una paz, una firmeza y un halo que realmente me admiró.

Es la prueba palpable que el cuerpo es un mero revestimiento, que si dentro no hay nada puedes ser simplemente una cucaracha, un pelele, un ser vacío.

Su cultura, su formación, su saber estar, estaba ahí, su cuerpo no podía esconder su grandeza.

¡Qué pena de aquellos que les sucede al revés!

jueves, 12 de marzo de 2009

DETERMINACION



LA DETERMINACIÓN
Pierde el tiempo hoy;
Y mañana será igual y pasado aún peor.
Cada indecisión conlleva sus propios retrasos
y los días se pierden lamentando el tiempo perdido.
¿Estás decidido? Pues no dejes escapar el presente,
la audacia es genialidad, poder y magia en sí misma.
Basta con que te comprometas y la mente se enardecerá,
¡empieza ya y se realizará el trabajo!

Goethe (Fausto)

miércoles, 11 de marzo de 2009

11 de Marzo de hace 5 años.


No se debe olvidar.
Hace cinco años, España, Madrid y todos vivimos una tragedia como nunca antes, a pesar de los contínuos zarpazos del terror casero.
Nunca tan desprevenidos, nunca tan vulnerales, nunca tantas muertes.
Ese día, a primera hora de la mañana estaba yo en el AVE, rumbo a Madrid.
Al poco rato de salir el tren, pararon el tren y yo recibí una llamada de mi mujer. Me contó que había habido una explosión en Atocha, hacía tan solo unos minutos, se hablaba de que igual había alguna víctima mortal.
A todos los que estábamos allí nos vino a la mente una cosa: Por fin lo había conseguido ETA, un gran atentado en Madrid, como el que habían buscado en navidades con las furgonetas blancas hasta arriba de explosivos.
El tren arracó de nuevo, las noticias llegaban confusas. A mi me tenía que esperar en la estación de Atocha un compañero de trabajo.
Seguíamos rumbo a Madrid, las llamadas que recibían los que estaban en el tren iban aumentando las víctimas, igual había más de cinco muertos.
El tren seguía, nos anunciaron que nos dejarían en Guadalajara. Llamó mi compañero desde Atocha, ya estaba allí, en teoría el tren debía llegar en breve minutos, me contó que había un jaleo tremendo de ambulancias, ruido continuo de sirenas y la estación colapsada y acordonada. Según me hablaba se oyó otra explosión, contó que la gente se echó a correr aterrorizada.
Le dije que nos llevarían a Guadalajara, que me fuera a buscar allí.
Al cabo de unas horas me recogió y bordeamos la ciudad de Madrid inmersa en el caos en dirección a Villanueva de la Serena, que era nuestro destino.
Por la radio escuchábamos las noticias contradictorias.
El día pasó entre el trabajo y el viaje.
Por la noche viendo la television vimos el alcance de la tragedia, las tremendas imágenes de terror, dolor y cuerpos despedazados. Las víctimas se acercaban a las doscientas.
Me llamó mi hermano:
─¿Tú quién crees quién ha sido?
─ Pues a mi no me cabe la menor duda de que ha sido ETA, en cualquier caso en estos momentos hay que esperar a que pase el tiempo, las cosas se tranquilicen y apoyar al gobierno.
Después de esto vino la confusión, la posibilidad de que hubieran sido los extremistas islámicos, las manifestaciones, el cambio de gobierno... la ignominia.
Han pasado cinco años, dicen que los culpables fueron los que murieron en el piso aquel...¡ojalá!
Fuera de las teorías conspiratorias, las cosas están muy difusas...
En cualquier caso, las víctimas y sus allegados no merecen que se les olvide. Hay que recordar... sino es como si murieran de nuevo en este 11M.
Fue un día triste, para España, los madrileños y todos los españoles, no lo podemos olvidar.

martes, 10 de marzo de 2009

Crisis...de vergüenza.


Pues sí, instalados de pleno en la crisis.

Algún lider iluminado se atrevió a jugar a adivino y dijo que en marzo el tema se arreglaría.

Supongo que lo hacía, pensando que en marzo nadie nos acordaríamos, pero...tachán... yo me acuerdo. Ya se sabe aquello de Zapatero a tus zapatos...nunca más a cuento, el aforismo popular.

Hoy ya se dice que hasta finales de 2010 olvidarse de salir de la crisis, pues sí que acertaron.

Y sí, la cosa está malita, seguimos en caída libre, hay crisis, pero creo que además de falta de liquidez, de dinero circulante, la carencia mayor es la de vergüenza.

Parece que muchas personas las hayan perdido, conforme bajaba el índice Dow-Jones, bajaba la vergüenza de la gente.

Podríamos decir, sin entrar en otros campos, que algunos estaban esperando la más mínima contrarieda para sacar el sinvergüenza que llevan dentro, han dejado a la mínima oportunidad de pagar sus facturas, otros han desaparecido, otros están, pero ilocalizables.

Habrá que esperar a la entrada de una nueva amiga, la morosidad.

─¡Que va!─dice ella─Si ya llevo un tiempo, lo que pasa es que ahora cualquiera se me agarra del brazo.

En estos días el cobrador del Frac puede verse desbordado. ¿Le pagarán a él las gestiones de recobro?

lunes, 9 de marzo de 2009

Retolicas


Se dice de quien es dado a la facundia y a la fabulación. Es voz aragonesa.

Es corrupción de la palabra retórica.

A la gente de pueblo cuando alguna vez alguien les intenta convencer de algo, argumentando profusamente, le cortan por lo sano:

─Ya está fulanico con la retolica.
O
─ No me vengas maño con retolicas.

Pues bueno, en este blog, nos meteremos directamente con la retolica, o mejor aún con la retórica, cuya definición más agradable dice:

"Arte de bien decir, de dar al lenguaje escrito o hablado eficacia bastante como para deleitar, persuadir o conmover"

Aunque por el lado negativo también dice:

"Uso impropio o intempestivo de este arte."

También:

"Sofisterías o razones que no son del caso".

Cosa que ya iría totalmente en sintonía con lo de la retolica.

Aquí espero hablar de todo un poco (no de recreación histórica), no abusar de la facundia, ni de la retolica, pero si que se puedan leer reflexiones agradables, cosas que nos hagan pensar, ser mejores personas, aprender algo, compartir algo, crecer... la retolica maño, la retolica.